viernes, 16 de septiembre de 2016

MARIONETAS EN LA OSCURIDAD

     Es triste ver a muchos cristianos que no faltan a sus reuniones de culto pero que casi nunca se detienen a reflexionar o investigar si en verdad lo que oyen decir tiene fundamentos bíblicos correctos
  
   Estos creyentes constituyen parte de la masa moldeable de personalidades de muy bajo criterio, utilizadas por las sectas y caudillos religiosos para fines que en nada benefician al común de la gente.
  
    Estas desafortunadas “marionetas” se contentan con pensar que, como hay otras muchas personas con actitudes similares, no se condenarían solas y que, además, podrían hacer recaer la culpa a quienes los indujeron erróneamente.
  
    Esta categoría de personas son aquellas que gustan de alegar sobre asuntos de manera improvisada, sin orden ni decencia, en donde quien más hable o alce la voz cree tener la razón, generando con ello más aversión a la Biblia que amor por la Verdad.
   
    Cuando a los tales se les invita a participar en reuniones en donde ordenadamente, con decoro y respeto deban sustentar sus conceptos, entonces se niegan a hacerlo. Esas taimadas actitudes casi siempre son cohonestadas y promovidas por sus ladinos dirigentes, que les hacer pensar que como ellos tienen “la última palabra”, o la revelación directa de Dios, entonces sólo deben enseñar a los demás, pero nunca ser enseñados por ellos. Toda doctrina que no provenga de ellos es falsa, aseguran.
  
    A éstos, pues, se les puede decir: “porque decís: Vemos, vuestro pecado permanece”(Jn.9.41)…” Porque todo aquel que hace lo malo, aborrece la luz y no viene a la luz, para que sus obras no sean reprendidas.  Mas el que practica la verdad viene a la luz, para que sea manifiesto que sus obras son hechas en Dios.” (Jn.3.20-21).



viernes, 9 de septiembre de 2016

NUEVA ERA Y REINO DE DIOS

    Como parte de los conocimientos alcanzados y las nuevas posibilidades a que dan lugar, han surgido ciencias tan cautivadoras como lo es la física cuántica, cuyos enunciados no se desprecian o condenan sino que se respetan. Sin  embargo, estas ciencias como otras afines tienen un campo cierto y confirmado en los laboratorios, y otro teórico-especulativo.

     Una de sus facetas trata de la energía mental y su interacción con la mecánica del Universo, que eventualmente determina o influye aun en los acontecimientos sociales y físicos de nuestro globo terráqueo, juntamente con su relación directa en  la biología de los individuos.
  
   Por naturaliza, el ser humano desea ser alguien de relevancia, ser elogiado y reconocido, dejar su huella en la Historia. Una de las formas de hacerlo es ejerciendo poder, bien sea económico, militar, político, o de otra índole; al no poder así lograrlo lo buscan en lo paranormal.
  
    Es aquí en donde en ocasiones entran en juego movimientos ideológicos y algunos otros que quieren vivir del cuento, que mezclan la ciencia con la religión y la magia en su empeño de elaborar fascinantes dogmas a partir de suposiciones que alagan y glorifican el ego de muchas personas que no quieren aparecer como religiosos ignorantes, sino como “iluminados” de una nueva era de paz y harmonía, sin un Dios sectario o autoritario que coarte sus libertades individuales, y que no castigue o reprenda sus conductas, piensan ellos.
  
   Como cristiano no niego los efectos buenos o malos que mis actitudes mentales puedan generar, pero como conocedor del plan divino de salvación que existe para la Humanidad, debo ser cuidadoso y tener muy en cuenta que “…Si yo me glorifico a mí mismo, mi gloria nada es; mi Padre es el que me glorifica,… y cualquiera cosa que pidiéremos la recibiremos de él, porque guardamos sus mandamientos, y hacemos las cosas que son agradables delante de él.” (Jn.8.54;  1-Jn.3.22)
 
   Creo que el positivismo (Fil.4.8), la visualización (2-C0.3.18), la reprogramación mental (2-Co.5.17; Ro.12.2; Ef.4.22-24), la “programación neurolingüística” (Ro.10.10), etc., son parte de la fe cristiana. Con ella, desde nuestras mentes y corazones nos capacitaremos para recibir la vida abundante  y la libertad gloriosa de los hijos de Dios que el Rey Jesucristo brinda a quienes encuentran la justicia de su Reino, gobierno vigente entre nosotros en su actual estado de desarrollo, haciéndonos dignos de heredarlo en su futura y perfecta plenitud, cuando nuestro amado soberano en persona comparta con nosotros los frutos de su sacrificio, y de nuestra fe y colaboración (2-Co.1.20; 1-Co.3.9; Col.4.11).



lunes, 5 de septiembre de 2016

BESTIAS INFERNALES

  A través de las fétidas aguas del alcantarillado del Infierno se arrastran tres bestias nauseabundas, que prefieren habitar y calmar sus insaciables y egoístas apetitos en las cavernas del corazón humano.
  
   Estos asquerosos engendros, que para tratar de pasar desapercibidas se disfrazan con vestimentas religiosas, sólo son identificables por medio de sus conductas; tienen sus nombres escritos e sus frentes, y son: Falsedad, Individualismo y Codicia.
   
   Los seres en quienes no viven éstas alimañas pestilentes son los bienaventurados que llegaron a comprender que es el Reino de Dios lo que nuestro Salvador vino a pregonar para brindar la libertad gloriosa de los hijos de Dios a todos los cautivos por el diablo, ya que este vigente proyecto divino para la liberación integral de quienes participen en él tiene por fundamento la práctica de principios doctrinarios tan encomiables, como son la integración real, la igualdad (2-Co.8.13-13) y la solidaridad.


viernes, 26 de agosto de 2016

FORISTAS, HIJOS DE LA LUZ

    Una verdadera comunidad de creyentes cristianos procura vencer al mal con el  bien, implementando los valores del Reino de Dios, para producir la vida abundante que nuestro Salvador desea para quienes nos amparamos al abrigo de su soberanía, en tanto que grupos religiosos con fervor sectario pero ineficiente reclutan a sus miembros por la fascinación del rito, la magia y la sugestión, en provecho no de todos sino de los pocos que manipulan y dominan desde la oscuridad.
  
   Éstos mismos justifican su no participación en cualquier tipo de foro porque les aterroriza la idea de ser descubiertos y señalados como embusteros; mientras que los que aman la verdad y la libertad, justificados por la fe y la razón, se gozan conociendo más y más la voluntad de Dios, “agradable y perfecta” (Ro.12.2) en procura de ser una gran bendición, para ellos mismos y para los demás.


viernes, 19 de agosto de 2016

ARREPENTIMIENTO Y CONVERSIÓN

   El plan divino de salvación para la Humanidad se fundamenta en dos aspectos:

   1)  Por medio del ARREPENTIMIENTO podemos alcanzar el perdón  de Dios por un ACTO de su voluntad, en los méritos redentores del sacrificio de su Cordero, nuestro Salvador Jesucristo.

   2)  A través de NUESTRA CONVERSIÓN dejamos las vanidades y seguimos al Dios viviente, que hizo el cielo, la tierra, el mar y todas las cosas que hay en ellos (Hch.14.15).No es un acto, ES UN PROCESO  de por vida que tiene por principio activo el regalo que nos fue dado: El Espíritu Santo (1-Ts.4.8) y con el que se nos brinda el poder desarrollar todos los valores del Reino de Dios, tales como la santidad, la integración solidaria y la igualdad (2-Co.8.13-15).
   
   Es, pues, una inter-relación: Él le  brinda el perdón de pecados y el don del Espíritu Santo a los miembros de su santa nación para que éstos a su vez participen dignamente colaborando con él en la construcción de su Reino (1-Co.3.9))



viernes, 12 de agosto de 2016

LAS ARTIMAÑAS DEL ENEMIGO

   El Reino de Dios fue transferido del Israel terrenal al Israel espiritual, la Iglesia, a través de la cual crece y se desarrolla hasta su pleno establecimiento, cuando de él haya sido eliminada la cizaña, y nuestro Salvador haga entrega de él a la Iglesia, como una herencia preparada desde el inicio del mundo para su propio pueblo, los que son tenidos por dignos de este Reino por el servicio que prestan a sus hermanos en la familia de la fe (Mt.25.31-46).
   
   Sin embargo, su  crecimiento  y  consolidación entre quienes fuimos llamados a participar de este “nuevo régimen del Espíritu” (Ro.7.6) se ve muy a menudo obstruido por algunas costumbres o actitudes que chocan con el carácter verdaderamente salvífico de este sin igual e insuperable plan integral de liberación que el mismo Creador propone para los seres humanos.
  
    Algunas de las ideas o actitudes con las que algunos estorban el desarrollo de este noble propósito del Salvador, son, por ejemplo:

   A)  Creer que expresiones tales como “cuerpo de Cristo”, o “santa nación “, son meramente adornos literarios, y que en verdad la unidad que anhela el Mesías (Jn.17.21) se debe concebir solo con la imaginación o con nobles intenciones, pero nada más.

   B)  Pensar que el Reino de Dios se trata solo de algo individual y emocional, algo así como las muletas que utilizan las personas que no se pueden valer por sí mismas.

   C)  Creer que la salvación cristiana consiste solamente en que las personas asistan a algún templo o edificación para cantar, orar y escuchar disertaciones bíblicas.

   D)  Suponer que son las “ovejas” las que deben proveer para los “pastores”, y no al contrario como la estipula la Biblia (Hch.20.17-38; 2-Co.12.14-15).  Con estas y tantas otras artimañas está el Príncipe de este mundo, por medio de sus servidores, tratando de desvirtuar lo que en realidad se constituye como el más poderoso medio para la salvación de la Humanidad.


viernes, 5 de agosto de 2016

HACIA LA LIBERTAD

     Estamos dando grandes pasos en la concepción realista de la Palabra de Dios. Sin embargo, hoy en día cuando se habla del aspecto social de los asuntos de Dios, muchos todavía piensan que se están pervirtiendo las Escrituras, como si la Iglesia misma no fuese  sociedad. Uno de los pasos que estamos dando es que, por lo menos, ya hablamos del Evangelio del Reino de Dios, que ciertamente fue lo que Jesucristo vino a predicar, aunque todavía muchos no entiendan con toda claridad de qué se trata.
   
   Otros creen que con expresiones tales como “pueblo de Dios”, “nación santa”, “nuevo régimen del Espíritu”, etc., se hace alusión a la llamada “Teología de la liberación”. Tengo entendido que a esta corriente de pensamiento pertenece también todo lo relacionado con la problemática de las clases pobres de los países considerados como “cristianos”.
   
    En este punto tendríamos que aclarar algo: Ser “cristiano” NO significa haber nacido dentro de determinado país o familia o haber sido objetos pasivos de algún rito religioso en el que nuestra conciencia moral y voluntad nada tuvieron que ver. Nada más lejos de la verdad. Las expresiones “salvos”, “redimidos”, “liberados” son sinónimas. Prefiero la última porque está menos contaminada de “opio religioso”. Nuestro Salvador quiere liberar a su pueblo, pero ¿en qué consiste la salvación o liberación cristiana? ¿Quiénes verdaderamente son “el pueblo de Dios”?
   
   Aquí  no hay espacio para explicar, pero siembro la inquietud entre los que están en camino de comprender el valor del “tesoro escondido”, el cual está muy por encima de las fantasías religiosas y de la improductiva retórica teológica con la que algunos ladinos explotan la ignorancia y sufrimiento de las multitudes.